CUIDADOS DEL CORDÓN UMBILICAL EN EL RECIÉN NACIDO

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Tras el nacimiento, el cordón umbilical tarda en desprenderse entre 8 y 10 días y algo más en los niños nacidos por cesárea o prematuros. Una vez desprendido quedará una herida que cicatrizará en tres o cinco días después de la caída.

Para la higiene del cordón umbilical realice lo siguiente:

  1. Lave bien sus manos con agua y jabón, y retire la gasa que envuelve el trozo de cordón. Si está pegada, no tire de ella. Antes, humedézcala con un poco de solución antiséptica o agua estéril para desprenderla fácilmente.
  2. Moje una gasa estéril con antiséptico y limpie con suaves toques la herida y la piel de alrededor. Como antisépticos puede usar alcohol al 70% o clorhexidina.
  3. Seque muy bien la zona y compruebe que está bien seca con otra gasa, ya que la humedad puede favorecer la presencia de infecciones.
  4. Tome otra gasa empapada en alcohol y enróllela alrededor del cordón. Al poner el pañal, sujete con éste el apósito, pero sin oprimir el abdomen.
  5. Realice este proceso dos o tres veces al día, aprovechando los cambios de pañal o siempre que se haya ensuciado para mantener la zona siempre limpia y seca.
  6. A la hora del baño, lave el muñón del cordón y piel de alrededor con agua y jabón sin perfumes, séquelo suavemente con gasas limpias después del baño.
  7. No cubra el cordón con fajas ni coloque remedios caseros.

¿Cómo saber si la herida está infectada?

  • Coloración amarilla o verde del muñón.
  • Inflamación en zona alrededor del muñón.
  • Sangrado
  • Mal olor de la zona.
  • Presencia de pus o secreción.
  • Dolor al momento de manipular la zona.
  • Persistencia del cordón umbilical por más de 21 días.

 

Fuentes: