DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA REGMATÓGENO NO TRAUMÁTICO

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
La Guía de Práctica Clínica Diagnóstico y tratamiento del desprendimiento de retina regmatógeno no traumático pone a disposición del personal de salud de los tres niveles de atención las recomendaciones basadas en la mejor evidencia disponible para estandarizar las acciones para identificar la población en riesgo de sufrir desprendimiento de retina regmatógeno no traumático, conocer los signos clínicos iniciales que permiten su sospecha, enseñar al personal de salud métodos de autoevaluación de agudeza visual, realizar la referencia oportuna al segundo nivel de atención para prevenir la pérdida visual y el deterioro funcional, realizar vigilancia y seguimiento de población con lesiones degenerativas y predisponentes a un desprendimiento, educar a la población portadora de factores de riesgo sobre los síntomas, enseñarles métodos de autoevaluación de agudeza visual, establecer el diagnóstico clínico temprano y referir oportunamente a un tercer nivel de atención con el fin de prevenir la pérdida visual y el deterioro funcional, ofrecer fuentes de rehabilitación y mantener la calidad de vida del paciente.